Todos gozan de su presencia, todos sufren con su ausencia. 
Es paz, gozo, amor, ardor, clima de heroísmo,
de inmensa generosidad.
¡Es Jesús entre nosotros!

Vivir para tenerlo siempre con nosotros,
para llevarlo al mundo que no conoce su paz,
¡para tener en nosotros su Luz!

La queremos dar a todas las almas que pasarán a nuestro lado,
no podemos tenerla sólo para nosotros, ya que muchos,
muchos tienen hambre y sed de esta paz plena, de este gozo infinito.

Si nosotros permanecemos fieles a nuestra consigna – ‘Ut unum sint’ –
el mundo contemplará la unidad...
¡Todos serán uno si nosotros somos uno!

Y no temamos cederlo todo a la unidad.
Sin amar... por encima de cualquier medida,
sin perder los propios criterios,
sin perder la propia voluntad, los propios deseos,
¡nunca seremos uno!

¡Sabio es el que muere para dejar vivir en él a Dios!
¡La unidad ante todo!
Poco cuentan las discusiones, incluso las cuestiones más santas,
si no damos vida a Jesús entre nosotros.

de los escritos de Chiara Lubich

© 2007 Movimiento de los Focolares - Argentina    |    Mapa del sitio    |         |    Proyecto gráfico: