Hay un mandamiento que Jesús llama 'mío' y 'nuevo':
"Éste es mi mandamiento,
que os améis los unos a los otros, como Yo os he amado.
No hay amor más grande que éste:
dar la vida por los amigos". (Jn 15, 12-13).

Quien se pone a vivirlo con radicalidad,
advierte un cambio de calidad en la propia vida interior:
se ve enriquecido por una fuerza nueva, ardor, coraje.

La actuación de este mandamiento
produce una verdadera conversión.
También tiene efecto sobre el mundo que nos rodea:
da testimonio de Cristo.
"En esto reconocerán todos que sois mis discípulos,
en el amor que os tengáis los unos a los otros" (Jn 13,35).

El amor entre los cristianos es un pequeño reflejo
de la vida de Dios-Amor en las relaciones entre los hombres.

(De los escritos de Chiara Lubich)

© 2007 Movimiento de los Focolares - Argentina    |    Mapa del sitio    |         |    Proyecto gráfico: